Descubre qué es el ácido azelaico y cómo ayuda en las manchas hormonales a través de un dermatólogo especializado.

Cómo un producto que se emplea para el acné o la rosácea es útil también para el tratamiento de las manchas o el melasma.

El ácido azelaico es un tratamiento muy común en la rosácea. No obstante numerosos estudios han investigado su eficacia para el tratamiento de alteraciones de la pigmentación de la piel.

En concreto, el ácido azelaico se ha aplicado en las lesiones del melasma, estas manchas que aparecen en forma de islas o continentes, comportes y regulares, en las mejillas, el dorso de la nariz, la región de la frente, o el labio superior.

El 90 % de las personas que padecen melasma son mujeres y se piensa que esta alteración de la pigmentación está relacionada con cambios hormonales. El melasma se puede acentuar o incrementar con el sol y con la inflamación, después de acudir a la playa o realizarnos una depilación del bigote con cera caliente. Pero también sabemos que muchas personas que realizan las mismas actividades no desarrollan melasma, por lo que la causa última no debe ser ni la exposición al sol ni la agresión a la piel. En última instancia, la causa del melasma no se conoce.

¿Qué es el ácido azelaico?

El ácido azelaico es un inhibidor de la tirosina hidroxilasa. Esta enzima es fundamental para poder fabricar melanina. También se sabe que el ácido azelaico impide la multiplicación y la proliferación de las células que fabrican pigmentos, los melanocitos. Todo esto conduce a la reducción en la fabricación de melanina o del pigmento de la piel.

Estudios comparativos del ácido azelaico

Un estudio comparó el efecto del ácido azelaico con la hidroquinona, que es el fármaco tradicional para el tratamiento del melasma. En este estudio se incluyeron pieles de diferentes fototipos, los pacientes que padecían melasma fueron asignados a un grupo tratado con una crema con hidroquinona al 4 % y otro grupo de pacientes fue tratado con ácido azelaico al 20 %. Tras tres meses de tratamiento se descubrió una cosa muy interesante: el grupo tratado con ácido azelaico experimentó una reducción de la pigmentación tan importante como el grupo tratado con hidroquinona. Esto sorprende porque se pensaba hasta ahora que el medicamento mas eficaz para el tratamiento del melasma era la hidroquinona.

Hay otros estudios comparativos donde se ha podido comparar la hidroquinona con el ácido azelaico descubriendo que los resultados son muy similares. Algunos estudios, han encontrado que el tratamiento solo con ácido azelaico, que se llama monoterapia con ácido azelaico, puede hasta ser más eficaz que la Hidroquinona al 2 % en el tratamiento del Melasma. Estos estudios fueron publicados por Baliña y colaboradores en el año 1991 en el International Journal of Dermatology. También existe otro estudio comparativo por Farcy y colaboradores, publicado en el Journal of Cosmetics Dermatology en el año 2011, y por Roswell en el año 1989 en Actas Dermatológicas y Venéreológicas confirmando los mismo hallazgos.

Los efectos secundarios asociados con la aplicación de ácido azelaico son en general transitorios y muy suaves, y consisten en un pequeño enrojecimiento, irritación, sequedad y a veces sensación de picor, pero en general van desapareciendo con el tiempo.

El arsenal de tratamientos para el melasma es bastante amplio y comprende métodos como la microdermoabrasión, los despigmentantes, el laser, la luz roja o los peelings. Ya sabemos que contamos con un arma terapéutica mas: el ácido azelaico.

 

¡Comparte este artículo!

Otros artículo que te pueden interesar…