El acné como algunos ya sabréis es una afección cutánea que causa la formación de comedones (conocidos como “granos”), los cuales pueden ser de diferentes tipos, por ejemplo espinillas o incluso quistes.

¿Cuáles son sus causas?

  1. Hormonas

Una de las causas más comunes por las que la mayoría de las personas pasan es el acné asociado a la pubertad. Los adolescentes comienzan a aumentar los niveles de testosterona, tanto las mujeres como los hombres, aunque en estos últimos de manera más avanzada. Por ello, las glándulas sebáceas producen mayor cantidad de sebo, una sustancia oleosa que protege la piel y el pelo.

Normalmente el acné desaparece después de la pubertad, aunque es recomendable seguir un tratamiento para evitar futuras cicatrices o marcas y para llevar a cabo una correcta limpieza de la piel.

En muchas ocasiones se producen casos de acné tardíos, en mujeres en la edad adulta. Esto puede deberse también a causas hormonales (estrés, ovarios poliquísticos etc.)

  1. Bacterias

Hay personas que tienen la piel con tendencia grasa y son más proclives a la aparición de acné. Por este motivo, pueden tener una mayor presencia de bacterias de acné que terminen desarrollando rojeces, inflamación y pus. En ocasiones estas personas lavan su cara con productos muy agresivos creyendo que así eliminarán el acné, pero, por el contrario, la piel se “reseca” y produce mayor cantidad de sebo, para protegerse.

  1. Medicación

Por ejemplo, los esteroides pueden ocasionar la aparición del acné y en especial los estrógenos, testosterona o litio.

  1. Genética

Es muy probable que, si los padres han desarrollado acné, los hijos también tengan una alta probabilidad de padecerlo

Por último, la dieta no es una causa del acné, pero, sin embargo, llevar una dieta equilibrada y reducir el consumo de determinados azucares, hidratos de carbono y lácteos contribuirán a mejorar el acné.

¿Es posible tratar el acné?

El acné se puede tratar, y además es recomendable hacerlo para evitar futuras cicatrices en la piel. En nuestra clínica disponemos de varios tratamientos para el acné:

  • Retinoides: se trata de un medicamento que ayuda a rejuvenecer la piel y reducir la seborrea. De esta forma el acné mejora ya que las glándulas producen menor cantidad de sebo. Además, los retinoides reducen el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Este tratamiento tiene una duración de 6 meses.
  • Peeling y Microdermabrasión, este tratamiento se encarga de disminuir el grosor de la epidermis y tiene una duración de 3 meses.
  • Destruir bacterias: Se realiza a través de LEDs y no es necesario tomar ningún medicamento. Se realiza después del peeling o microdermabrasión. También su duración es de 6 meses.
  • Destruir glándulas de sebo: De esta forma se evita la aparición del acné en el futuro. Se realiza con láser PRODEEP y son 4 sesiones en total.