Quitar
tatuajes
BARCELONA

PEDIR CITA

Si quieres eliminar un tatuaje con láser, en nuestra clínica encontrarás la última tecnología para el borrado de tatuajes. Hoy en día, los tatuajes se pueden quitar con un láser llamado Q-switched, el cual actúa fragmentando las partículas de tinta y dispersándolas sobre la epidermis. Nuestro personal experto en eliminación de tatuajes le proporcionará toda la información referente a este novedoso tratamiento.

Eliminación de tatuajes con láser

La única manera de eliminar un tatuaje sin dejar cicatriz es mediante un láser de tipo Q-switch. Este láser emite pulsos de luz muy cortos que calientan específicamente las pequeñas partículas de tinta y respetan el resto de la piel sin lesionarla. El objetivo es fragmentar y dispersar dichas partículas para que las absorba el propio sistema linfático.

Dado que el paciente puede presentar molestias durante el tratamiento, deberá aplicarse una capa espesa de crema EMLA una hora antes. Asimismo, la zona tendrá que estar cubierta con un apósito plástico como el film transparente. El tratamiento dura pocos minutos y el tatuaje obtendrá un color morado que desaparecerá con el paso de los días.

Cuidados post tratamiento

El procedimiento es seguro y no deja marcas visibles , siempre y cuando se sigan las indicaciones pautadas:

  • Aplicar pomada antiséptica y antiinflamatoria durante 7-10 días

  • No tomar el sol durante 2 semanas
  • Evitar piscinas o saunas para evitar que se infecte

Quitar tatuajes precio en Barcelona

El precio de borrar un tatuaje en nuestra clínica dermatológica de Barcelona es de:

Precio sesión

  • 1 x Sesión de Eliminar tatuajes

250€

PIDE CITA

Pack 4 sesiones

  • 4 x Sesiones de Eliminar tatuajes

605€

PIDE CITA

Preguntas frecuentes de nuestros pacientes

Los pacientes suelen preguntarnos sobre las siguientes cuestiones:

Los tatuajes son dibujos realizados en la piel con tinta. Esta tinta suele estar normalmente compuesta por minúsculas partículas de carbón (grafito) para el color negro, o diferentes metales para colores vivos como cadmio (amarillo), mercurio (rojo) o cobalto (azul).
Las partículas de color y de tinta son captadas por unas células especiales (células de Langerhans) que viven en la dermis de la piel, a una profundidad de entre 1 y 2 mm y residen en ella toda la vida. Destruir estas partículas requiere de unas temperaturas muy elevadas.
Se requieren varias sesiones para la eliminación del tatuaje. Normalmente, un tatuaje negro desaparece en un 90% entre unas 4 y 8 sesiones. Los tatuajes de colores requieren más sesiones de tratamiento.
Tras una sesión de láser, la piel se podrá inflamar y enrojecer durante unas horas. Es probable que el paciente experimente escozor o una sensación de calor. En ese caso, deberá aplicarse frío en la zona tratada para aliviar la inflamación.